Afeitarse maquina electrica

¿Cómo afeitarse con máquina eléctrica? Recomendaciones de uso

Comprar una máquina de afeitar es una buena opción para cualquiera, especialmente para quien no desea someter su piel al castigo que supone rasparla con una cuchilla, sobretodo, si como yo, tiene la piel sensible.

Hace años, para mí fue una gran mejora pasar de cortarme casi cada vez que me afeitaba con cuchilla, a tener alguna rojez en la cara durante un rato al hacerlo con máquina eléctrica. Ciertamente el apurado era inferior pero pagué y pago con gusto ese peaje.

Artículo cortesía de Rafa P.

Uso de las máquinas de afeitar eléctricas para hombre. Consejos generales.

En muchas páginas y foros leerás que una máquina de afeitar eléctrica no puede competir con la tradicional cuchilla y, sin ánimo de entrar en esa polémica, reconozco que a pesar de haber tenido alguna máquina desastrosa, el tiempo me ha demostrado que fue un acierto cambiar.

Con la técnica adecuada y preparación previa al afeitado, podrás conseguir resultados equilibrados entre el apurado de una cuchilla y la comodidad de una máquina eléctrica. Por eso el afeitado exigirá dedicarle algo de tiempo al ensayo y error hasta conseguir el acabado que te convenza.

Afeitado en seco o húmedo

Atrás quedaron los tiempos en que la máquina de afeitar eléctrica sólo podía utilizarse en seco. El afeitado en húmedo ya no es exclusivo de las cuchillas, porque hoy día existen en el mercado modelos de afeitadoras eléctricas que soportan el uso de crema y gel de afeitar e, incluso, pueden emplearse bajo la ducha.

Pero, como todo, ambos tipos de afeitado tienen sus pros y contras.

Para la piel sensible aféitate en húmedo

Usar espuma o gel de afeitar ayuda a ablandar el vello además de reducir la fricción del cabezal sobre la piel, lo que posibilita un afeitado más suave.

De igual forma, si te afeitas mientras te duchas, preferiblemente con agua tibia o caliente, conseguirás que los poros se abran y el vello se reblandezca deslizándose mejor la máquina y reduciendo la irritación del cutis.

Si tienes la piel sensible, posiblemente, será más adecuado para ti afeitarte en húmedo.

Por contra, no te librarás de preparar tu piel para el afeitado ni del bote de espuma o gel de afeitar. Además, tendrás que lavar más a fondo la máquina para limpiarla de restos de espuma, sin olvidar lubricarla para mantenerla en buenas condiciones.

Por su comodidad y rapidez aféitate en seco

Si lo pruebas, siempre que tu piel lo permita, puede que te sorprenda su comodidad y rapidez.

Puedes afeitarte en seco en cualquier lugar y no necesitas espuma o gel, que acabará siendo un bote más en el cuarto de baño. Aunque es más limpio que el afeitado en húmedo no te librarás de limpiar la máquina de restos de vello y suciedad.

Usar maquina afeitar electrica

Recomendaciones para afeitarse con máquina eléctrica

Actualmente las máquinas de afeitar eléctricas consiguen apurados de calidad, a pesar que su diseño evita que las cuchillas raspen la piel como en el afeitado a mano.

Antes comentaba que hay que encontrar el equilibrio entre el apurado y la comodidad pero, para decantar la balanza hacia el primero sin perder la segunda, considero importante los siguientes puntos:

1.- Preparación de la barba antes del afeitado

Su objetivo es lograr un afeitado más apurado y agradable por lo que te merecerá la pena probarlo. Variará en función del tipo de afeitado.

Si te afeitas en seco:

  • asegúrate que tu piel y la máquina estén lo más secas posible porque el confort y el rendimiento de la máquina dependen de ello. No te duches ni te laves la cara antes de afeitarte
  • usa una loción o polvo de pre-afeitado para tonificar la piel, eliminar la humedad y levantar el pelo

Si te afeitas en húmedo:

  • toma una ducha o lávate la cara con agua caliente para que se abran los poros y se suavice el vello
  • usa una buena crema de afeitar y aplica una fina capa de espuma mientras masajeas suavemente la cara para que el vello se levante y facilitar su corte. Personalmente me gusta el tacto de la brocha para esto
  • deja que la crema actúe unos minutos, porque te hidratará la piel y actuará sobre la cutícula del pelo, haciendo que empape agua y sea más fácil cortarlo. Si la espuma se seca añade un poco de agua templada y masajea un poco más
Brocha afeitar
Brocha de afeitar

2.-Técnica de rasurado con máquina de láminas y rotatoria

Si tu afeitadora no es de cable, comprueba que esté bien cargada para que no se resienta su potencia y disminuya el apurado, evitando al máximo los tirones.

Recuerda que debe estar preparada para el tipo de afeitado, húmedo o seco, que utilices.

Sea cual sea el tipo de corte de tu máquina aféitate con tranquilidad y pon tu atención en ello.

Comienza por las zonas más complicadas, como cuello y barbilla porque necesitan más esmero. Si tu vello facial es grueso probablemente necesites más pasadas pero cuida de no apretar en exceso, minimizarás el calor y la irritación provocados por la fricción e incluso evitarás algún ligero corte.

Afeitadora Braun Serie 9 9297cc
Afeitándose con Braun Serie 9 9297 cc

Si usas una máquina de láminas:

  • es preferible que tengas la barba moderadamente corta, pues este tipo de afeitadoras no se lleva bien con el vello largo
  • se adapta bien al afeitado diario
  • pásala a contrapelo con movimientos cortos y casi sin presionar
  • mantenla perpendicular a la piel y en contacto con ella. Deberás ir ajustando el ángulo para conservar esa posición
  • tienes que ser consciente de las características de la zona que afeitas
  • estira la piel para favorecer el corte del vello
  • obtendrás mayor apurado que con una rotatoria
  • te será más sencillo hacer retoques y afeitar zonas difíciles por la precisión que ofrece

Si usas una máquina rotatoria:

  • puedes tener la barba más larga que con una de láminas porque trabaja bien con el vello largo y grueso que crece en varias direcciones
  • puedes afeitarte cada dos o más días
  • pásala con movimientos circulares para atrapar mejor el pelo, pero no te limites a ellos. Prueba con otros tipos de movimiento, pero que sean a contrapelo
  • los movimientos circulares requieren menos concentración y conciencia de la zona que afeitas

3.-Cuidado de la piel después del afeitado

La máquina eléctrica castiga menos el cutis que la cuchilla manual pero, si presionas demasiado, posiblemente se te irritará por la fricción y la temperatura que adquiere el cabezal, pero también por los pequeños cortes que te puede hacer.

Así que no es cosa baladí dedicar unos mimos a tu piel después del afeitado, pues contribuirán a su salud y vitalidad.

Lo primero es eliminar los restos de espuma, gel de afeitar o polvos, así que enjuaga la cara con abundante agua fría, que además te refrescará la piel y cerrará los poros.

Luego sécate la cara y cuello con suavidad, sin frotar.

Y finalmente, aplica una buena loción o bálsamo para después del afeitado que hidrate y no contenga alcohol.

Si tu piel es propensa a la irritación, puede que no se haya recuperado desde el último afeitado. En ese caso no es buena idea afeitarse de nuevo y es mejor esperar a que la irritación desaparezca.

Debes tener en cuenta que la piel necesita un tiempo de adaptación de hasta 3 semanas, así que, a más afeitados más acostumbrada estará la piel y menos irritación sufrirá.

Otros artículos que te pueden interesar

Digiprove sealThis content has been Digiproved © 2020